De talento tecnológico a ‘startups’ insulares: la ola de innovación crece en Canarias

Los avances científicos y tecnológicos son fundamentales para hacer frente a la crisis en la isla española de La Palma. Pero el ‘hub’ innovador canario aún tiene pendiente cohesionarse y darse a conocer. La presencia de nómadas digitales, un marco fiscal favorable y oportunidades en diferentes sectores, como el marítimo o el ‘fintech’, ayudarán en esa travesía.

Bajo la isla de La Palma, la vida de la fauna acuática continúa entre toneladas de lava más de un mes después de que el volcán de Cumbre Vieja entrara en erupción y comenzara a destruir casas, plantaciones e infraestructuras. Así lo muestran las primeras imágenes submarinas del delta lávico, grabadas por un ROV (vehículo operado remotamente por sus siglas en inglés) y cámaras 360°. Para su rodaje, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) pidió ayuda a la consultora medioambiental y oceanográfica ECOS. “Proporcionamos el equipo técnico y el personal especializado de forma altruista”, explica su director, Manuel Ruiz. Gracias a su labor, los científicos que gestionan la crisis han analizado “la capacidad de la fauna para volver a la zona, la calidad de agua o el tipo de lava”, ejemplifica el biólogo marino.

Foto_6

El trabajo de esta pequeña empresa tecnológica es una muestra tanto de la solidaridad con la catástrofe de La Palma como del potencial innovador de Canarias y la importancia de la tecnología y la innovación. “Quizá seamos el secreto mejor guardado de Europa en emprendimiento. Estamos lejos de regiones como Madrid, Barcelona o País Vasco, pero tenemos que jugar a otro juego con nuestras singularidades”, afirma el director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI), Carlos Navarro.

Su carácter insular, su origen volcánico y su clima estable son las señas de identidad de una comunidad autónoma en la que viven poco más de dos millones de personas y que tiene una alta dependencia del sector turístico, con más de 13 millones de visitantes extranjeros en 2019. Tras el golpe que ha supuesto la pandemia primero y el volcán después, Navarro apunta a la necesidad de “diversificar el modelo económico” de las islas; por ejemplo, a través de la innovación.

Apoyo para poner el viento a favor

Universidades como la mencionada ULPGC, el Instituto Astrofísico de Canarias, el Instituto Tecnológico de Canarias o la Red de Parques Tecnológicos de Canarias son algunos centros donde se forman y trabajan los profesionales tecnológicos del archipiélago. “Hay mucho talento en Canarias, pero el reto es retenerlo”, afirma el director-gerente de la Asociación Emerge, Moisés Santana. Promovida por ‘startups’ de base tecnológica orientadas a “traducir la I+D en actividad económica innovadora”, esta asociación trabaja para “dar visibilidad a los emprendedores”, facilitarles recursos, como acceso a inversores o espacios de trabajo, y colaborar con las instituciones. Además, considera una prioridad “establecer redes de emprendimiento, innovación, ciencia y tecnología con países del entorno africano”.

Foto_3
Quizá seamos el secreto mejor guardado de Europa en emprendimiento

Desde las administraciones públicas promueven a los emprendedores a través de la Red Canaria de Centros de Innovación y Desarrollo Empresarial, las ventajas fiscales de la Zona Especial Canarias, con un tipo impositivo del 4% en el Impuesto de Sociedades, o la reciente iniciativa Canarias Territorio Digital Emprendedor, destinada según Navarro “a posicionar las islas en un contexto internacional e impulsar un crecimiento sostenible con tres pilares: conectividad, competitividad y capacitación”. A ello se suma el apoyo inversor con empresas públicas como Sodecan; privadas, como el fondo de inversión Archipélago Next; y mixtas, como la red Why Tenerife, destinada a atraerlos.

Pese a esa amplia red de colaboradores, al ecosistema, formado por un centenar de ‘startups’ de acuerdo con Startup Blink, aún le falta madurez, cohesión e impulso. “Tiene que crecer y acelerarse; hay que aumentar la cultura innovadora en el tejido empresarial”, apunta Navarro. El director-gerente de Emerge añade: “Somos un ecosistema fraccionado en ocho islas y articularlo es más complicado, pero no por eso es menos vibrante”.

De tecnología marina a ‘fintech’

Aunque no cuente con ‘exits’ destacados (operación de desinversión de una compañía, por la venta o salida a bolsa), en Canarias hay ‘startups’ de éxito. Entre ellas, Wooptix, una ‘spin-off’ de la Universidad de La Laguna nacida de la experiencia en astrofísica de sus fundadores y especializada en tecnologías de la imagen, invertida por Intel, y AdQuiver, una agencia ‘madtech’ (aplicación de herramientas tecnológicas a las áreas de marketing) especializada en turismo que recaudó más de medio millón de euros en su primera ronda.

Foto_4

La mencionada ECOS o la compañía de soluciones robóticas Subsea Mechatronics son ejemplos de emprendimiento en la llamada economía azul, que pretende convertir los mares en motores de desarrollo sostenible. De hecho, la Plataforma Oceánica de Canarias apuesta por proyectos de energía eólica marina e innovación portuaria. “Canarias es un laboratorio natural que ofrece la posibilidad de desarrollar productos tecnológicos para enfrentarse a los retos medioambientales”, asegura Santana. Además, el archipiélago también quiere albergar centros de fabricación de microchips aprovechando la existencia de tierras raras.

Somos un ecosistema fraccionado en ocho islas y articularlo es más complicado, pero no por eso es menos vibrante

La innovación ‘fintech’ tiene menos presencia, pero también como eSignus, que ha creado un dispositivo, HASHWallet, para la custodia de claves privadas en entornos ‘blockchain’ con un formato similar a una tarjeta de crédito. “Integra un lector de huellas para incrementar la seguridad y una pantalla de tinta electrónica para verificar las transacciones”, detalla el cofundador de eSignus, Daniel Hernández.

Canarias es un laboratorio natural para enfrentarse a los retos medioambientales

La ‘startup’, que ha recaudado 800.000 euros de financiación, ganó el año pasado el certamen de proyectos emprendedores del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y participa en su programa de aceleración internacional. Tanto proveedores como clientes se encuentran mayoritariamente en otros países, pero sus fundadores emprendieron en su lugar de residencia. “Pensábamos crear parte de la empresa en Canarias y la sede en el Crypto Valley de Suiza, pero no pudimos hacerlo por la pandemia”, indica Hernández. Un año después, reconoce que no ha encontrado limitaciones para que la compañía crezca y su equipo de 12 personas trabaja remotamente desde diferentes países: “El cambio de comportamiento ha eliminado barreras a la hora de adquirir talento internacional”.

Sol y naturaleza para nómadas digitales

Además de ‘startups’ y actores de apoyo, otro de los pilares que dinamiza al ecosistema canario son los numerosos profesionales tecnológicos que trabajan en remoto. Las conexiones aéreas con buena parte del globo (Tenerife contará dentro de poco con vuelo directo a Nueva York), sus temperaturas o sus paisajes naturales propician que el archipiélago sea uno de los destinos más atractivos para los nómadas digitales, según NomadList. Además, el Gobierno autonómico ha anunciado un plan para atraer 30.000 profesionales remotos en los próximos cinco años.

Foto_5

“Canarias es un lugar ideal para practicar deportes náuticos como surf, ‘kitesurf’ o submarinismo. Aquí tengo la oportunidad de practicarlos antes de empezar a trabajar”, cuenta desde Fuerteventura el desarrollador de ‘software’ en WhatsApp, Santiago Pina. Tras trabajar en Silicon Valley y viajar por diferentes regiones en el último año, este murciano planea quedarse un tiempo en la isla canaria, donde ha conocido a nómadas digitales de diferentes perfiles, “desde marketing, diseño o programación hasta DJ o profesores de yoga”.

Canarias puede convertirse en un ‘hub’ de talento digital internacional como ningún otro en España

Las islas también pueden ser un buen lugar de encuentro para que los directivos de compañías que operan con equipos distribuidos estrechen lazos durante unos días. Así lo defiende Carlos Kuchkovsky, cofundador de Remotefulness, una ‘startup’ que organiza retiros para empresas: “Organizamos su itinerario para generar vínculos, fomentar nuevos conocimientos y habilidades y ayudarles a afrontar retos con foco en la transformación sostenible”. De hecho, Remotefulness “minimiza y compensa el impacto generado” en sus actividades, que en muchas ocasiones se realizan en la naturaleza. “Con el empuje generado por las instituciones y el creciente ecosistema de empresas y emprendedores, Canarias puede convertirse en un ‘hub’ de talento digital internacional como ningún otro en España y en Europa”, opina Kuchkovsky.

Foto_2

Un futuro de esperanza

Por el momento, el archipiélago se está volcando con la situación de La Palma y la innovación jugará un papel importante en su recuperación. Navarro asegura que ya están pensando cómo “construir casas con un modelo sostenible y seguro”, continuar con el plan para crear un parque tecnológico en la isla y fomentar el emprendimiento innovador. “Tenemos que transitar de negocios tradicionales a otros más sofisticados y va a ser un reto”, señala el director de la ACIISI, aunque matiza que las acciones se realizarán “con respeto y consenso con las personas que lo han perdido todo”.

“Hay que tratar de ver el volcán, que es una tragedia absoluta en términos humanos, como una oportunidad para mostrar que Canarias es naturaleza pura, un territorio vivo, joven y con proyección de futuro”, concluye Santana. El esfuerzo investigador, el trabajo de los emprendedores, la presencia de talento internacional y el propio entorno natural abren paso a la esperanza en Canarias.

Filtrar por iniciativa
Filtrar por ciudad
0
Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.