Día Mundial del Medio Ambiente: las ‘startups’ también apuestan por la innovación en verde

Continuar en el camino de la innovación a través de la senda verde de la sostenibilidad es fundamental tras la crisis del coronavirus. Repasamos algunas de las iniciativas sostenibles que impulsa BBVA, así como las promovidas por algunas de las ‘startups’ centradas en la protección del medio ambiente con las que ha colaborado.

Alrededor de un millón de especies animales y vegetales, de las ocho estimadas que habitan en la Tierra, están en peligro de extinción. La biodiversidad es precisamente el foco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra cada 5 de junio y que este año está marcado por la pandemia del coronavirus.

Esta crisis ha puesto de manifiesto la importancia de los vínculos entre la salud humana y el mundo natural, así como “la necesidad de cadenas de suministro sostenibles y patrones de consumo que no excedan los límites planetarios”, según se afirma en la estrategia de biodiversidad para 2030 que acaba de lanzar la Unión Europea. El documento también advierte que “el riesgo de aparición y propagación de enfermedades infecciosas aumenta a medida que se destruye la naturaleza”. La nueva normalidad debe ser sostenible e innovadora.

Sembrando una recuperación sostenible

La paralización económica ha provocado cambios en los patrones de demanda energética mundial. A principios de abril, las emisiones globales diarias de CO2 se redujeron en un 17% en comparación con los niveles medios del año pasado, según un estudio publicado en ‘Nature Climate Change‘. Por su parte, la Agencia Internacional de Energía pronostica que dichas emisiones disminuirán en un 8% este año, a niveles de hace una década.

Sin embargo, la organización alerta de un posible repunte, mayor que esta disminución, si las inversiones no se orientan a crear una infraestructura energética “más limpia y resiliente” tras la crisis. Naciones Unidas también considera que esa reducción podría ser un efecto a corto plazo si los países no cumplen sus compromisos con el desarrollo sostenible.

Foto_3

BBVA ya ha dado importantes pasos para promover un futuro sostenible. Entre 2018 y 2019, movilizó unos 30.000 millones de euros en finanzas sostenibles. La entidad se ha comprometido en alcanzar los 100.000 millones hasta 2025. Además BBVA es pionero en la emisión de bonos sociales y verdes y ha sido la primera institución financiera privada de Europa en lanzar un bono social ligado al COVID-19 el pasado mes de mayo.

BBVA también se ha convertido en el primer banco del mundo en usar analítica de datos para permitir a las empresas medir la huella de carbono de su actividad diaria gracias a la nueva funcionalidad incorporada al agregador financiero One View.

Ideas que dejan huella

BBVA también cuenta con ‘startups’ en su ecosistema que impulsan la protección del medio ambiente. Por ejemplo, los asistentes al pasado Open Summit midieron las emisiones que generaron en su trayecto hasta el evento gracias a la colaboración con GreemKo, que ha desarrollado una solución para concienciar sobre el impacto de los desplazamientos.

Además, esta ‘startup’ ofrece a las empresas una plataforma integral que calcula de forma automática el impacto ambiental. Para ello, su ‘software’ captura la información de documentos como facturas y hojas de cálculo, y analiza las emisiones de CO2, el consumo energético o de agua o los residuos generados. “El primer paso para mejorar es medir, y nosotros automatizamos el proceso para que las empresas tengan una buena base”, explica Mar Robles, cofundadora y responsable de Sostenibilidad de GreemKo.

Queremos que las empresas pasen de reportar información ambiental a buscar las formas de reducir su impacto.

Si las compañías conocen fácilmente su desempeño ambiental, pueden centrarse en tomar medidas. “Queremos que las empresas pasen de reportar la información ambiental a la gestión activa, de forma que los departamentos de medio ambiente puedan dedicarse a buscar las formas de reducir su impacto, en lugar de dedicar todos los recursos a calcularlo”, defiende Robles.

Finalista del Open Talent España de 2019, esta ‘startup’ ha pasado por el programa de aceleración de BBVA Open Innovation. Según Robles, lo mejor de dicha experiencia fue la oportunidad de darse a conocer y “todo lo que aprendieron del ecosistema de ‘startups’ a nivel de ‘fintech’”. También han participado en el InnovaHome Festival, explicando la importancia de la sostenibilidad como motor empresarial.

Foto_1

El capital natural, otro factor de la ecuación sostenible

Analizar la deuda que las organizaciones adquieren con el ecosistema y compensarla es otra vía para proteger el medio ambiente. La ‘startup’ Creando Redes ayuda a que las empresas incorporen en sus decisiones el capital natural, es decir, las existencias de recursos naturales de un territorio.

“Queremos frenar la degradación de los ecosistemas, conseguir que los sectores socioeconómicos puedan devolver a la naturaleza lo que todos necesitamos para poder desarrollarnos “, resume la cofundadora y CMO de Creando Redes, Ana Méndez. Para ello, “teníamos que conseguir que las empresas fueran capaces de medir su impacto sobre los ecosistemas para después proponerles la restauración ecológica de estos servicios ecosistémicos“.

Creando Redes ha diseñado para ello Countmitment, un marco de trabajo para el diseño y testeo de herramientas orientadas a la valoración y restauración del capital natural. Este proyecto ha sido presentado recientemente en EIC Corporate Days, un evento de la Comisión Europea, junto a BBVA y Ferrovial.

Foto_2

“Hemos desarrollado unos indicadores que nos permiten traducir la información que nos da la empresa a unos valores de impacto. Cuando tenemos este impacto en términos ambientales, lo traducimos a unidades económicas”, detalla Sandra Magro, cofundadora y COO de Creando Redes. Hablar ese lenguaje común con las empresas les sirve para tomar medidas.

Tenemos que conseguir que las empresas midan su impacto sobre los ecosistemas para proponer su restauración ecológica.

Creando Redes busca ahora desarrollar una solución tecnológica que agilice los tiempos de cálculo gracias a algoritmos y transfiera el conocimiento científico, resaltan estas biólogas y emprendedoras. “No queremos generar una herramienta estática, sino que incorpore todas las mejoras que la ciencia vaya proponiendo”, destaca Méndez.

Ambas consideran además que la pandemia no hará que las empresas olviden la sostenibilidad: “Cuando te das cuenta de que nuestra salud y nuestra economía dependen de la salud de los ecosistemas, es difícil desmarcarse”, indica Magro.

En marcha para proteger el planeta

Además de la colaboración con estas y otras ‘startups’, como Agunity, que ofrece servicios financieros para pequeños agricultores y ganadores y ganó en 2019 el Premio de Sostenibilidad del Open Talent, BBVA impulsa muchas otras iniciativas para promover un desarrollo en armonía con el medio ambiente. Por ejemplo, la sostenibilidad tiene un papel muy relevante en BBVA Momentum, el programa de apoyo al emprendimiento social del banco. Por otro lado, realiza inversiones sostenibles a través de BBVA Futuro Sostenible y BBVA Bolsa de Desarrollo Sostenible.

Filtrar por iniciativa
Filtrar por ciudad
0
Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.