Innovación abierta: cinco pasos para que la colaboración funcione

En el viaje de la colaboración entre ‘startups’ y corporaciones, hay muchas etapas a tener en cuenta para que la relación sea lo más fructífera y valiosa posible. Para BBVA hay cinco que son clave: explorar, descubrir, conectar, acelerar y escalar. De la experiencia de BBVA en el ecosistema emprendedor ‘fintech’ se extraen interesantes conclusiones, aplicables a escala global, para que la innovación sea exitosa.

La innovación abierta se ha convertido en una característica común de las grandes corporaciones que han sabido ver la importancia de las dos palabras que componen esta expresión. Innovar es obligatorio: en procesos, servicios, tecnología, incluso en la mente de los propios equipos. Pero se le suma un término muy importante: innovar de manera abierta.

La pandemia ha obligado a cerrar muchas puertas, a cerrar algunos proyectos, a cerrar planes. Pero la innovación sigue más abierta que nunca. Gracias a la digitalización, la globalización y el esfuerzo de las personas, las ideas no han dejado de viajar. En BBVA, “estamos abiertos y funcionamos,” tal y como afirmó durante el último BBVA Open Talks sobre innovación abierta, Yes! We are open!, responsable de BBVA Open Innovation Portugal y maestra de ceremonias, Andreia Madeira.

Portugal fue el país anfitrión de un encuentro digital también con España, México, Perú y Colombia en el que se hizo un repaso por las distintas etapas del viaje de la innovación abierta de mano de expertos de BBVA y del ecosistema ‘fintech’. Cinco países, cinco charlas y las mejores prácticas para conectar con el ecosistema emprendedor.

Etapa 1: Explorar

El viaje de la innovación es una aventura, que en el banco se ha consolidado con el proyecto semilla. El primer paso es explorar el territorio. Para ello, hay que tener claro qué se está buscando.

Innovación abierta significa dejar tu zona de confort, salir de tus límites y conectar con otras organizaciones y ecosistemas.

“En BBVA tratábamos de captar talento pero, una vez identificado, era complicado que las líneas de negocio sintieran ese ‘match’ con las ‘startups’”, explicó Marta Viñas, responsable de Internal Ecosystems en BBVA Open Innovation. Por eso, le dieron la vuelta al proceso de exploración: “Pedimos a las áreas de negocio que nos contaran sus necesidades, y fue ahí donde desplegamos herramientas de ‘scouting’ y búsqueda para conectarles con las soluciones”.

Con esto establecido, ¿cómo se explora el mundo de la innovación abierta? La experta señaló que lo primero es interiorizar el término. “Innovación abierta significa dejar tu zona de confort, salir de tus límites y conectar con otras organizaciones y ecosistemas”, indicó Viñas. También es clave recordar la importancia de “reinventarse continuamente a partir del conocimiento y el ‘feedback’ de los demás”.

Foto 3 (3)

En este sentido, Claudia Ganoza, senior manager en BBVA Open Innovation Perú, añadía que son “conscientes de que una de las claves para hacer crecer el ecosistema es abrirnos a la colaboración”.

Etapa 2: Descubrir

Ya hemos decidido qué salimos a buscar durante esta exploración. ¿Cómo se produce el momento del descubrimiento, de la colisión entre lo encontrado y la oportunidad? “Defendemos una colisión entre países. Tenemos una estrategia aterrizada en distintas geografías, y muestra de ello es este evento global que pone en valor nuestra apertura al mundo”, indica Madeira.

Ahora hay una brecha porque las 'startups' están acostumbradas a lo digital, pero las grandes corporaciones no tanto.

La pregunta actual es cómo mantener vivo ese mapa ante la situación generada por el coronavirus. “La principal diferencia es que esa etapa de descubrir se hacía en persona. Ahora hay una brecha porque las ‘startups’ están acostumbradas a lo digital, pero las grandes corporaciones no tanto“, explica desde Portugal, Nancy Brito, experta en innovación abierta. Esta deslocalización también tiene ventajas: “Ahora podemos llegar a geografías donde antes no era tan sencillo por la distancia”, indica la experta.

Brújula y mapa en mano, lo que hará falta será crear nuevas herramientas digitales que posibiliten el descubrimiento. Brito ejemplifica una que utilizó durante el evento virtual Collision en Canadá. “Era una especie de ‘app’ de citas que me permitió conectar en una hora con 15 personas, basándose en sus perfiles, de manera directa y funcional”.

Etapa 3: Conectar

Ese proceso de conexión de BBVA busca “traer lo mejor del ecosistema emprendedor para renovar y transformar el sector financiero”, explica David Duarte, Innovation Strategist en BBVA Colombia, que también participó en el Open Talks. Esta conexión en BBVA tiene lugar en dos procesos: los Connection Festival, sesiones donde las ‘startups’ descubiertas presentan su propuesta ante las líneas de negocio, y los Fast Track, donde se conecta de una forma ágil y transparente, pruebas piloto incluidas. El reto es mantener todos estos procesos activos también durante la pandemia.

Hoy en día tenemos la posibilidad de realizar un Fast Track 100% digital.
Foto 5

“Hemos realizado la digitalización del proceso por medio de nuestra plataforma Open Marketplace, donde no solo registramos las conexiones con las ‘startups’, sino que también podemos almacenar toda la información correspondiente a las iniciativas y presentarla de forma remota”, explica Duarte. “Hoy en día tenemos la posibilidad de realizar un Fast Track 100% digital“.

Pablo Albani, fundador de la ‘startup’ argentina Acordar, corrobora las ventajas de una conexión virtual. “Financiar viajes es difícil. Lo digital borra esa barrera“, afirma. Para Albani, como ‘startup’, “hay que estar en el lugar en que están las personas que toman las decisiones de negocio”, y como corporación, “hay que digitalizar el conocimiento de la empresa como ha hecho BBVA”.

Etapa 4: Acelerar

Explora, descubre, conecta… y encuentra el impulso perfecto para acelerar tu viaje. Esa es la siguiente fase. Como caso de éxito, durante el evento se expuso la empresa mexicana Bonnus, “una plataforma que recompensa de manera inesperada las acciones que la gente lleva a cabo en aplicaciones o sitios webs”, explica su cofundador y CCO Jordi Pérez Alcalá.

Bonnus fue elegida para participar en el programa Open Sandbox de BBVA en México, y afirma que fue “detonante” para su aceleración como ‘fintech‘. “Los resultados fueron excelentes porque aceleramos todas las transacciones de uno de nuestros proyectos más de un 30%”, afirma Pérez. Desde ahí, empezaron a dispararse sus colaboraciones y trabajos.

Etapa 5: Escalar

Foto 4 (2)

Por último, queda escalar oportunidades, no solo para llegar al pico de la primera montaña, sino para conquistar muchas más. Se escala en servicios, se escala en países, se escala directamente con las ‘startups’, y BBVA ha revisado a más de 5.000 desde 2017, llegando a realizar 78 pilotos. “La última parada del viaje es la parte más bonita de todo este esfuerzo realizado entre tantas personas, donde se tangibiliza la innovación abierta”, dijo Ainhoa Campo, responsable global de Open Innovation en BBVA, cerrando el evento desde España.

La última parada del viaje es la parte más bonita de todo este esfuerzo realizado entre tantas personas, donde se tangibiliza la innovación abierta.

La experta recordaba además la importancia de aprender de los procesos. “A lo largo del viaje tenemos la oportunidad de entender mejor qué buscamos en las ‘startups‘”, aseguró. Con esos aprendizajes en la mochila, emprendedores y corporaciones están listos para continuar la aventura de la innovación abierta.

Filtrar por iniciativa
Filtrar por ciudad
0
Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.