Las leyes y normativas que emprendedores e inversores deben conocer en 2023

Para inversores y emprendedores, contar con leyes diseñadas para impulsar a las ‘startups’ y establecer marcos normativos sólidos es una garantía a la hora de desarrollar nuevos proyectos. En España acaba de entrar en vigor la conocida como ley de ‘startups’, mientras en América Latina diferentes legislaciones propulsan a los emprendedores.

«La ley de ‘startups’ va a suponer una auténtica revolución para el emprendimiento innovador en España […] en términos de talento y de inversiones». Las palabras, pronunciadas por Francisco Polo, Alto Comisionado para España Nación Emprendedora, durante la celebración del BBVA Open Summit Madrid 2022 resumían el impacto de la nueva norma, muy esperada por emprendedores e inversores.

Seis meses más tarde, la Ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes ya es una realidad tras su entrada en vigor en los últimos días de 2022.

"Creemos que la aprobación de la ley de 'startups' supone la apertura de nuevas oportunidades y un impulso al ecosistema emprendedor"

Como resume José María Baños, socio fundador de Letslaw, firma de abogados internacionales que presta asesoramiento a ‘startups’, su creación supone un respaldo al desarrollo de cualquier empresa emergente «al establecer una serie de ventajas o beneficios fiscales que contemplan su condición especial».

Para considerarse ‘startup’, la ley española contempla que deben cumplir varios requisitos de manera simultánea: tener menos de cinco años (siete en el caso de empresas biotecnológicas, energéticas y otros sectores estratégicos), no surgir de la escisión de otras empresas, no cotizar en el mercado de valores, no superar un volumen anual de negocio de cinco millones de euros y ser un proyecto innovador con un modelo de negocio escalable.

BBVA Open Summit 2022 | Caminando hacia la España emprendedora

Desde BBVA Spark, una unidad orientada específicamente a apoyar a estas empresas con productos integrales, también valoran de manera positiva la llegada de este marco normativo. «La aprobación de la ley de ‘startups’ supone la apertura de nuevas oportunidades y un impulso al ecosistema emprendedor. En BBVA Spark, contribuiremos a respaldar a todos aquellos proyectos con un destacado potencial de crecimiento y que apuestan por la innovación y la tecnología como herramientas de cambio», señala Verónica Ruiz, responsable de BBVA Spark en España. 

Claves de la ley de ‘startups’ española para emprendedores e inversores

Para fomentar el emprendimiento y atraer la inversión, la ley contempla algunas medidas destacadas con el objetivo de potenciar el desarrollo del ecosistema de las ‘startups’. 

Beneficios para ‘startups’

  • Reducción hasta el 15% del tipo impositivo durante los cuatro primeros ejercicios donde la base imponible sea positiva.
  • Establecimiento de una ventanilla única para la agilización de trámites y certificación de empresas.
  • Mejora en el tratamiento fiscal de ‘stock options’ (una manera de retribuir a los trabajadores mediante acciones u participaciones salariales).
  • Visado de nómadas digitales para que puedan residir o trabajar en España durante cinco años, incluyendo un régimen tributario especial.

Beneficios para ‘startups’

  • Tratamiento fiscal específico para el ‘carried interest’, la retribución que entidades de capital riesgo obtienen por gestiones exitosas.
  • Eliminación del requisito para la obtención del número de identificación de extranjero para inversores no residentes en España.
  • Incremento de la base máxima de deducción por invertir en empresas emergentes (de 60.000 a 100.000 euros al año), así como el porcentaje de deducción (del 30% al 50%).
Imagen_3

Legislar para ‘startups’, una mejora continua

En un ecosistema donde la palabra agilidad está integrada en la hoja de ruta de las ‘startups’ desde el inicio, diseñar normas y medidas que permitan su evolución y protejan su actividad es todo un desafío. Por ello, aunque los expertos valoran de manera positiva la llegada de este tipo de normativas, son conscientes de que existe margen de mejora.

Daniela Leal, abogada especializada en ‘startups’ y ‘venture capital’ en el despacho de abogados Ejaso, sostiene que es necesario seguir trabajando para mejorar la ley de ‘startups’ española con el objetivo de que el país impulse su competitividad. En su caso, echa en falta el llamado ‘exit tax‘, un impuesto que se aplica a las personas físicas o jurídicas que dejan de ser residentes fiscales en un país. Por su parte, José María Baños, de Letslaw, cree que se podría simplificar aún más la constitución de sociedades para agilizar la creación de empresas.

Leyes de emprendimiento

Leyes para ‘startups’: un planteamiento común para todo el mundo

Contar y conocer aquellos marcos normativos que entienden las peculiaridades del ecosistema emprendedor supone una ventaja añadida para su evolución, explica Daniela Leal.

«Este tipo de leyes sirven, en primer lugar, para evitar o mitigar el impacto de las penalidades o consecuencias de un incumplimiento normativo. En segundo lugar, para aprovecharse de los beneficios que la norma prevé y, en tercer lugar, por una cuestión de seguridad jurídica, lo que genera entornos de mayor volumen de negocio y mayor inversión», detalla.

El planteamiento traspasa fronteras. En Europa, la Nueva Agenda Europea de la Innovación pretende mejorar el acceso a financiación de ‘startups’ y atraer a inversores institucionales y privados, además de permitir a los innovadores llevar a la práctica sus ideas en ‘sandbox‘ (entornos controlados de pruebas).

Open Talks España: Sandbox, un lab de innovación fintech

En América Latina también existen diferentes regulaciones de impulso a las compañías emergentes.

Hace un lustro, Argentina aprobó la Ley de Apoyo al Capital Emprendedor, con beneficios tanto para inversores como para emprendedores. Por un lado, creó el Fondo Fiduciario para el Desarrollo del Capital Emprendedor (FONDCE), que destina fondos para coinvertir junto al sector privado en proyectos en crecimiento. Y, por otra parte, estableció que los administradores de fondos puedan realizar gestiones como la inscripción o la emisión de certificados en nombre de los inversores, entre otras facilidades.

Un año más tarde, en México, se aprobó en 2018 la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, gracias al notable protagonismo del ecosistema ‘fintech’ en el país. Entre sus puntos más destacados se encuentra la creación de la figura de las Instituciones de Tecnología Financiera, que sirven para poner en contacto a personas que busquen financiación a través de herramientas como el ‘crowdfunding’ o para publicar las solicitudes de inversión recibidas. Posteriormente, a finales de 2022, la Confederación Patronal de la República Mexicana Ciudad de México (Coparmex CDMX), propuso una Ley de Emprendimiento específica para impulsar la creación de empresas con costes burocráticos más reducidos.

"Para los emprendedores es más costoso preocuparse por temas jurídicos en una fase más avanzada que hacerlo desde el principio".

De manera más reciente, en Chile se aprobó la Ley Fintech, que establece un marco regulatorio para ciertos servicios financieros de base tecnológica, incluyendo áreas como el ‘crowdfunding‘. Además, crea un Sistema de Finanzas Abiertas (Open Banking) y reconoce el uso de criptoactivos como medios de pago.

En ese alargado país, Sergio Eguiguren y Lucas Marinovic, del estudio de abogados Barros & Errázuriz, están además al frente de B&E Impulsa, un programa lanzado para asesorar y proporcionar mentoría legal para ‘startups’ chilenas. Eguiguren apunta que «para los emprendedores es más costoso preocuparse por temas jurídicos en una fase más avanzada que hacerlo desde el principio«. Marinovic añade que «es importante conocer la legislación a la hora de relacionarse con inversores cuando llega el momento de levantar capital».

Imagen_4

Regular el emprendimiento en tecnología

Lejos de los beneficios y mejoras que las leyes para ‘startups’ puedan traer, la creación de nuevas normas también abre un debate relevante: ¿pueden ser un freno a la innovación?

El jurista Sergio Eguiguren respalda la necesidad de crear reglas para las ‘startups’, siempre que las exigencias contempladas no ahuyenten a emprendedores e inversores. «Las normas son beneficiosas, pero si existe un exceso de regulación se corre el riesgo de que los emprendedores pasen más tiempo preocupados por cumplir las exigencias de la normativa, en lugar de estar centrados en su negocio», explica. Daniela Leal, de Ejaso, añade: «No debemos olvidar que toda invención o innovación solo sirve en la medida que está al servicio del ser humano».

Debates aparte, apoyar el emprendimiento desde el ámbito jurídico supone un estímulo para que emprendedores e inversores creen y respalden nuevos negocios y, en definitiva, que las ‘startups’ cuenten con herramientas suficientes para escalar sus proyectos.

Filtrar por iniciativa
Filtrar por ciudad
0
Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.