Tecnología para unas cuentas claras: las ‘startups’ que agilizan la gestión financiera

El departamento financiero juega un rol clave para afrontar los retos a los que se enfrentan las compañías en tiempos de coronavirus. Para mejorar su labor, las ‘startups fintech’ ofrecen soluciones que permiten agilizar la facturación, obtener previsiones de tesorería y optimizar el cobro de impagos gracias a tecnologías como la inteligencia artificial.

“El mayor peligro en tiempos de turbulencias no son las turbulencias, es actuar con la misma lógica de ayer“.  La sentencia, enunciada por el prestigioso economista Peter Drucker hace décadas, tiene vigencia en la actualidad: la crisis del coronavirus ha golpeado a casi todos los sectores y las empresas se reinventan para adaptarse a la sacudida tratando de mantener la calma y la sensatez.

Uno de los principales riesgos a los que se enfrentan es la falta de liquidez. Según un reciente estudio del Banco de España, entre el 67% y el 69% de las empresas no financieras tendrá necesidades de liquidez este año. El descenso en la facturación es uno de los principales motivos que dificulta cumplir los pagos comprometidos: el 56% de empresarios prevé que se reduzca en los próximos meses, de acuerdo a un estudio de KPMG y la CEOE.

foto_1 (2)

El departamento financiero juega un papel fundamental para mitigar este impacto de la pandemia en las cuentas de las empresas. Además de acogerse a medidas específicas de financiación, como las que BBVA ha puesto en marcha, otra de las estrategias que deben seguir es la digitalización, que aún supone un reto para el 52% de empresarios según el anterior informe.

Algunas de las ‘startups’ que han participado en el Programa de Aceleración BBVA Open Innovation ofrecen servicios digitales que pueden mejorar la labor de los responsables de finanzas de pequeñas empresas.

De la hoja de cálculo a la nube

Muchas pequeñas compañías aún tienen pendiente subirse a la nube, como indica la última encuesta sobre el uso de las TIC en las empresas elaborado por el INE: el 28,1% de las compañías de más de 10 empleados adquiere servicios en la nube entre las que cuentan con conexión a internet, un porcentaje que desciende al 10,4% en las de menor tamaño.

Una de las ‘startups’ que permite a las empresas saltar al ‘cloud’ para agilizar su facturación es Billage, que participó recientemente en el InnovaHome Festival. Su creación demuestra que la necesidad es la madre del ingenio: los fundadores no habían encontrado una solución de gestión empresarial integral para micropymes en otros proyectos que habían emprendido y decidieron desarrollar una.

“El gran problema era juntar todas las piezas y generar flujos de trabajo entre los distintos departamentos”, señala el cofundador y CEO de Billage, Antoni Guitart. Por ello, su herramienta SaaS (‘Software as a Service’, ‘software’ como servicio en español) integra funcionalidades de facturación, gestión de proyectos y CRM (‘Customer Relationship Management’, es decir, Gestión de la Relación con el Cliente).

En el ámbito de facturación, el ‘software’ de la ‘startup’ Billage supone una evolución de las hojas de cálculo tradicionales: posibilita crear facturas personalizadas, enviarlas, controlar su cobro y obtener predicciones de flujos de caja “para reaccionar anticipadamente”.

Tener todo el ciclo de vida del proceso de cobro y pago tiene un gran valor.

También conecta con las entidades financieras para que sea posible revisar los movimientos de varias cuentas, emitir transferencias o realizar la conciliación bancaria automáticamente en la herramienta. “Tener todo el ciclo de vida del proceso de cobro y pago, hasta que se realiza el movimiento de ‘cash’, tiene un gran valor desde el punto de vista de eficiencia”, detalla Guitart. Los próximos pasos de esta ‘startup’, que ya cuenta con 20.000 usuarios, están encaminados precisamente a reforzar ese lado ‘fintech‘ para que las compañías la perciban como “una herramienta de gestión del dinero”.

La tesorería, en el bolsillo

Otras herramientas están enfocadas a un proceso particular de la gestión financiera. Es el caso de SeeDCash, una ‘app’ móvil que simplifica el control de la tesorería a sus 600 usuarios (pymes, autónomos y ‘startups’). “No todas las pequeñas empresas tienen claro que su tesorería es fundamental hasta que llega un suceso que no esperan”, asegura la cofundadora y CEO de SeeDCash, Teresa Núñez, participante también en el InnovaHome Festival.

La ‘app’ permite generar previsiones de cobro y pago de forma automática gracias a modelos predictivos. Esas previsiones se cotejan con los movimientos bancarios para vigilar la liquidez: por ejemplo, los usuarios pueden recibir alertas personalizadas si una cuenta está al límite del descubierto para tomar medidas.

foto_4 (1)
No todas las pequeñas empresas tienen claro que su tesorería es fundamental.

Núñez explica que tener la visión del flujo de caja a corto, medio y largo plazo “da credibilidad a la empresa de cara a las entidades financieras”, algo que puede ayudarles a acceder a financiación. Además, recomienda que las compañías revisen su plan de tesorería de forma semanal en este periodo y planteen diferentes escenarios, incluso los más pesimistas, para adelantarse a los posibles baches gracias a herramientas como la suya.

Como resume la CEO de SeedCash: “Se evoluciona hacia un mercado de servicios en el que cada uno ponemos una pieza para llegar a todo lo que necesita una compañía a nivel de gestión financiera”. Otras ‘startups’ del ecosistema de BBVA también sirven de apoyo al departamento financiero, como Signaturit, que ofrece soluciones de firma electrónica para contratos, facturas o presupuestos.

Inteligencia artificial al servicio de las finanzas

Si hablamos de facturas, un aspecto que preocupa a todas las compañías es su cobro a tiempo: un 58% de las empresas españolas ha sufrido demoras al cobrarlas a raíz del coronavirus, según un estudio de Informa D&B. Invisible Collector está centrada en ese ámbito: su SaaS optimiza el cobro de impagos gracias a la inteligencia artificial para 130 grandes compañías europeas.

foto_3

Su algoritmo determina el perfil de los deudores para determinar la mejor estrategia de comunicación automatizada (correo electrónico, mensaje de texto o llamada telefónica a través de un ‘chatbot’ de voz). Posteriormente, el deudor puede renegociar la deuda en una plataforma y saldarla por medios de pago digitales. El ‘software’ identifica además patrones de comportamiento a lo largo del proceso: puede analizar la fecha o la hora en la que los deudores responden para contactar con ellos en ese momento.

De este modo, el sistema interactúa con el deudor “para entender lo que sucede con esa deuda y solucionar la situación lo más pronto posible de la forma más amistosa”, asegura el Chief Financial Officer (CFO) de Invisible Collector, Miguel Rangel, que también ha compartido su experiencia en el InnovaHome Festival. El objetivo no es solo cobrar, sino también “que acreedor y deudor tengan la oportunidad de seguir trabajando juntos“.

foto_2 (1)

De hecho, la retención de clientes es si cabe aún más importante en tiempos de turbulencias. Digitalizar el departamento financiero puede ayudar a que las compañías optimicen las tareas y puedan centrarse precisamente en aportar más valor a esos usuarios, algo fundamental tanto para que la crisis no pase factura como para afrontar los retos del futuro.

Filtrar por iniciativa
Filtrar por ciudad
0
Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.