Zaragoza, la ‘smart city’ de interior que da alas a las ‘startups’

Su posición estratégica entre las grandes ciudades españolas, su importancia logística y el aterrizaje de gigantes como Amazon son algunos ingredientes que impulsan la innovación en Zaragoza. La urbe aragonesa aspira a mejorar la vida de los ciudadanos gracias a la tecnología y sus emprendedores han creado ‘startups’ con éxito internacional.

Recorrer virtualmente la Plaza del Pilar para participar en la ofrenda floral, asistir a los actos culturales en remoto y buscar cestas en 3D con adoquines, los caramelos típicos, para conseguir NFT (‘tokens’ no fungibles, objetos virtuales asociados a un certificado de autenticidad gracias a ‘blockchain’) de personajes emblemáticos de la región. Con esa mezcla de tradición y tecnología puntera ha celebrado el Ayuntamiento de Zaragoza las recientes Fiestas del Pilar, las más destacadas de la ciudad española.

La iniciativa ha sido un éxito: la web ha recibido más de 100.000 visitas y 21.000 ofrendas digitales. “Hemos conseguido promocionar nuestra cultura y posicionar Zaragoza como un lugar innovador”, asegura Pedro Lozano, cofundador de Imascono, el estudio de tecnologías creativas local que ha realizado este proyecto por segundo año consecutivo.

Foto_1

Bañada por el río Ebro, que recorre el noreste de la Península Ibérica, Zaragoza alberga 680.000 habitantes. La cifra la convierte en la quinta urbe más poblada del país y la que acoge a más del 50% de la población de Aragón, la comunidad autónoma de la que es capital. También es su núcleo económico: Aragón aportó un 3,1% al PIB nacional en 2019, un 2,3% en el caso de la provincia de Zaragoza. El peso del sector logístico dada su ubicación entre las grandes ciudades — su aeropuerto es el segundo de España por volumen de mercancías y su plataforma Plaza es la mayor terminal de carga de bienes del sur de Europa — también explica la importancia de la urbe.

Aragón se posiciona como un referente en Europa en el área digital; el ecosistema está ‘in crescendo'

“Zaragoza es un nudo logístico desde la época romana y cada vez hay más grandes empresas que se fijan en nuestra comunidad por su ubicación. En un mundo hiperconectado, esto es una ventaja competitiva”, afirma Celia García, directora del Centro de Empresas e Innovación de Aragón (CEEI Aragón), dependiente del Gobierno autonómico. Una de esas compañías es Amazon, que acaba de instalar una nueva estación logística y construye otras dos en la ciudad. Además, el gigante creará en Aragón los tres primeros centros de datos de Amazon Web Services de España (uno en Huesca y dos en las inmediaciones de la capital).

“Aragón se posiciona como un referente en Europa en el área digital; el ecosistema está ‘in crescendo’”, indica García. Aunque su ‘hub’ de innovación tenga por el momento menos relevancia que los grandes polos que le rodean (País VascoBarcelona y Madrid), la capital del Ebro trabaja para dibujar su futuro con tecnología.

Una red de apoyo autonómico que estimula la inversión

Para contribuir al crecimiento del ecosistema, el CEEI Aragón ofrece viveros de empresas en Zaragoza, Huesca y Teruel que incluyen ‘coworkings’, oficinas técnicas y naves industriales, además de asesoramiento virtual para acompañar a las ‘startups’ de todo el territorio, más allá de las tres ciudades aragonesas. Comunicación, marketing, internacionalización o encaje del modelo de negocio son algunos de los ámbitos donde prestan apoyo a los emprendedores en las diferentes fases de la ‘startup’. Una ayuda integral con la que el centro ha logrado una tasa de supervivencia del 78% de los proyectos en sus diez primeros años y que actualmente presta a 62 empresas.

Foto_5

La Sociedad para el Desarrollo Industrial de Aragón, un instrumento de inversión, o el reciente Aragón Digital Innovation Hub, un centro especializado en digitalización de la industria, son otras iniciativas autonómicas para apoyar la innovación. El Gobierno regional incluso ha creado empresas públicas innovadoras, como la zaragozana Asitel, una agencia de interpretación telefónica y de traducción de textos nacida en 1994. “Se identificó la necesidad de las pymes aragonesas de salir al extranjero y una carencia eran los idiomas: no tenían ni conocimiento ni personal que les pudiera ayudar en la logística”, explica María Ángeles Zuera, coordinadora de intérpretes y traductores en Asitel.

Su equipo, formado por intérpretes profesionales y con amplia experiencia, presta sus servicios de “traducción y mediación cultural para que los negocios lleguen a buen puerto”, en palabras de Zuera, a 150 clientes habituales de España y otros países en 35 idiomas. Asitel también ha realizado un Fast Track, el programa de BBVA Open Innovation para colaborar con las ‘startups’,  y va a ejecutar un piloto destinado a que las pymes accedan a su servicio de traducciones a través de la web del banco.

Foto_3

Una ciudad inteligente en ciernes

A los actores de apoyo regionales se suman las iniciativas locales para impulsar la innovación, como Zaragoza Activa, un servicio que incluye vivero, asesoría o la incubadora Semillero de ideas. Allí fue donde Imascono, artífice de la ofrenda de flores digital de las Fiestas del Pilar, echó a andar. Fundada hace una década, esta ‘startup’ desarrolla proyectos de realidad aumentada y virtual —crea espacios virtuales o metaversos, el término popularizado por Facebook—, para clientes de la talla de Disney, Telefónica o Marvel. “Buscamos llevar la ciencia ficción a las empresas. Nos une el ADN friki y el componente creativo para estar a la última”, detalla su cofundador, Pedro Lozano. Su paso por la incubadora les permitió “contactar de forma rápida con profesionales con experiencia y que aporten valor” para lograrlo.

Somos una ciudad de pruebas para las empresas y estamos muy avanzados en ‘smart cities'

Destacan también la incubadora CIEM Zaragoza y la aceleradora La Terminal, que impulsan principalmente proyectos relacionados con las ciudades inteligentes. “Históricamente somos una ciudad de pruebas para las empresas y estamos muy avanzados en ‘smart cities’; queremos mejorar la vida de nuestros ciudadanos a través de la tecnología”, defiende Carmen Herrarte, consejera de Economía, Innovación y Empleo de Zaragoza. Muestra de ello es la reciente apertura de un espacio urbano para pruebas de vehículos no tripulados, donde se han realizado ensayos con drones de reparto.

Foto_4

El Ayuntamiento también apuesta por digitalizar el comercio local: ha lanzado Volveremos, una ‘app’ que bonifica a los usuarios por las compras realizadas en los más de 2.000 establecimientos adheridos a la campaña, trabaja en la sensorización de 12 galerías comerciales para mejorar la experiencia del cliente con datos y planea lanzar retos al ecosistema de innovación para potenciar cada una de ellas.

‘Startups’ con trayectoria en un ‘hub’ creciente

La consejera de Economía de Zaragoza considera que las ‘startups’ zaragozanas destacan en ideación, pero falta que crezcan y se conviertan en ‘scaleups’ sin abandonar el territorio. Pese a ello, Herrarte defiende que la digitalización acelerada por la pandemia ayuda a esa retención: “Muchos profesionales pueden tener la sede social aquí y moverse menos de lo que habían previsto, con unos costes más bajos, una mano de obra más barata y una calidad de vida más alta”.

En la urbe ya hay ‘startups’ con recorrido que han logrado crecer. Entre ellas, algunas nacidas en CEEI Aragón, como Libelium, una ‘spin-off’ de la Universidad de Zaragoza especializada en internet de las cosas, con clientes en más de 120 países y que monitoriza espacios públicos zaragozanos; Certest Biotec, biotecnológica que desarrolla productos de diagnóstico ‘in vitro’ y ha disparado su producción por la fabricación de test PCR para detectar COVID-19; o Bitbrain, otro proyecto nacido en la universidad que combina neurociencia, inteligencia artificial y ‘hardware’ con aplicaciones en marketing y otras áreas.

Si organizas el negocio desde aquí, no vas a tener problemas en competir al mismo nivel

También hay iniciativas relevantes en el ámbito ‘fintech’ e ‘insurtech’, como Pensumo. La visión de esta ‘startup’ parte de una aparente contradicción: ahorrar gastando. Su ‘app’ permite generar pequeñas aportaciones a un plan de ahorro de la aseguradora Allianz gracias a las compras en determinados establecimientos. “El próximo paso es desarrollar una API [conjunto de funciones que permiten la comunicación entre dos sistemas]  y conectar con cualquier otra entidad financiera que quiera hacer llegar la pensión por consumo a sus usuarios”, explica el director de Pensumo, José Luis Orós. Su iniciativa, que ha recibido apoyo de la Unión Europea, ha accedido a la primera convocatoria del ‘sandbox‘ regulatorio español, un espacio controlado de pruebas para desplegar proyectos innovadores en servicios financieros.

Foto_2

Además de comprometerse con la sostenibilidad social, la compañía apuesta por la medioambiental: su ‘app’ Recicla premia a los usuarios que separan sus residuos de forma continuada. Más de 15.000 usuarios utilizan ya sus dos plataformas y su objetivo es extender su sistema de pensión por consumo a países de América Latina. “Estoy orgulloso de emprender en Zaragoza, es una ciudad ideal para vivir. Si organizas el negocio desde aquí, no vas a tener problemas en competir al mismo nivel”, razona Orós.

Superación para seguir sorprendiendo

Más allá de estimular la creación de ‘scaleups’, el ecosistema de Zaragoza tiene otros desafíos pendientes; entre ellos, coordinar la red de apoyo. “El reto es ser capaces de organizarnos para ser más eficientes dentro del ecosistema”, reconoce la directora de CEEI Aragón. Por su parte, el director de Pensumo pone el foco en la necesidad de estimular la inversión. “La comunidad es desigual: hay demasiados facilitadores, no demasiados emprendedores y escasísimos inversores”, afirma. El cofundador de Imascono, Pedro Lozano, coincide: sin la financiación de dos inversores locales, la compañía no hubiera despegado. “Hay que apostar más por ideas locas para desarrollar nuestro ecosistema”, añade.

Con sus ideas y pasión, estimulados por los actores de apoyo y sacando partido a las ventajas de su ciudad, los emprendedores de Zaragoza hacen realidad, poco a poco, proyectos disruptivos que parecen ciencia ficción, como el de las Fiestas del Pilar.

Filtrar por iniciativa
Filtrar por ciudad
0
Este sitio web está registrado en wpml.org como sitio de desarrollo.